Perspectivas 2021 – ¿Nueva normalidad o vuelta a la normalidad?

nota2
Compartir

El año 2020 fue un año muy especial en todo el mundo. Vivimos una pandemia, que es algo que ocurre aproximadamente una vez por siglo. El Covid-19 llegó a un mundo hiperconectado, lo cual hizo que impacte rápidamente en casi todas las regiones, pero también que nos dé la posibilidad de adaptar muchas actividades a una nueva forma de trabajo con la misma velocidad.

En gran parte del mundo la recesión duró solo unos meses, y algunas industrias pudieron adaptarse y retomar sus actividades en poco tiempo. Otras industrias y países en cambio, sufrieron un impacto difícil de reparar en el corto plazo.

Luego de la caída más grande de la última década de los mercados, vino una expansión monetaria de una magnitud asombrosa. Los bancos centrales más importantes del mundo reaccionaron rápidamente expandiendo sus balances más de un 40% en el año, y logrando un rebote en los mercados financieros que llevó la bolsa norteamericana a nuevos máximos.

Si bien esto ayudó a evitar una recesión más profunda en el año 2020, deja nuevos desafíos para el año entrante. Tasas de interés menores al 2% en la mayor parte del mundo desarrollado, obliga a los sistemas de pensión a tomar cada vez más riesgos para obtener los rendimientos necesarios para pagar jubilaciones futuras. El nivel de endeudamiento de los gobiernos dificulta políticas fiscales expansivas que ayuden al sector privado bajando impuestos. El rápido avance de la digitalización del comercio y el trabajo, deja nuevas necesidades de infraestructura logística, y un cambio estructural para el Real Estate global.

Todavía no sabemos cómo va a ser la recuperación de la economía, ni qué tan larga será la batalla contra esta pandemia. Estos riesgos no parecen estar incorporados en los precios de muchas clases de activos. Sin embargo, la reciente expansión monetaria, nos deja riesgos de inflación latentes que hacen a su vez muy riesgoso no estar invertidos. En este contexto instrumentos de deuda de corto plazo, activos reales como Real Estate, y Commodities, se vuelven piezas fundamentales de cualquier cartera de inversión para enfrentar el año entrante. Diversificación no solo de clase de activos, sino también geográfica y de monedas, van a ser especialmente necesarias ante este entorno financiero global sin precedentes.

Las opiniones contenidas en el presente mensaje son propias de su autor y corresponden exclusivamente a este; dejándose sentado que no fueron impartidas, autorizadas ni consentidas por Cono Sur Inversiones S.A. Este informe fue preparado por su autor valiéndose de información que considera confiable y segura. Este informe no constituye una oferta ni una recomendación de compraventa y no garantiza resultado de ningún tipo. Este informe no suple el análisis propio que cada inversor debe realizar considerando sus personales circunstancias y de ninguna manera supone una recomendación financiera o legal.